Análisis del marco legal para emprendedores en Panamá

¿Sabía usted que el 20% de la población panameña emprende? Nuestro país, con casi 4 millones de habitantes y un mercado dinámico con grandes compañías, concentra su mayor número de emprendedores en las ciudades de Panamá y Colón, según un estudio realizado en 2015 por Global Entrepreneurship Monitor (GEM).

El término emprendedor se puede definir como aquel individuo que inicia la operación de un comercio con poca liquidez de capital y asumiendo los riesgos comerciales y económicos que ello conlleva, con el fin de hacer crecer su empresa al mayor rendimiento posible. El emprendimiento es aquella actividad que busca innovar en el mercado con algún producto nuevo y llamativo a los clientes.

Este movimiento global crece con fuerza y trae múltiples beneficios económicos y sociales para los países. Sin embargo, a pesar del alto volumen de emprendimiento en Latinoamérica, tenemos un reto como región: formar el ecosistema apropiado para generar cada vez más valor en innovación y crecimiento sostenido. Panamá respalda el emprendimiento y, en este contexto, ha realizado ajustes para establecer un marco legal que apoye a los emprendedores.

Si usted es un emprendedor y desea conocer más o repasar algunas de estas iniciativas y cómo pueden ayudarle, puede contactarnos y con gusto podemos orientarlo.

Aunque las iniciativas locales existentes inciden positivamente en el fomento del emprendimiento en el país, aun así enfrentamos desafíos importantes para poder fomentar proyectos locales de emprendimiento y hacerlos cada vez más valiosos a largo plazo. Necesitamos dotar a los emprendedores de las aptitudes y herramientas necesarias que les permita desarrollar negocios de valor agregado y tenemos una gran oportunidad para evolucionar modelos educativos que fortalezcan nuestro ecosistema de emprendimiento y lo haga más eficiente, sólido y atractivo.

Países como Colombia y México tienen programas adscritos a las autoridades que brindan planes de educación y guía al emprendimiento. Estos programas están ligados con las escuelas y universidades del país para darles apoyo y herramientas a emprendedores.

En Panamá existe el Acelerador de Empresas en Panamá (AEP), ubicado en el Centro de Innovación en Ciudad del Saber. Dicho programa, liderado por expertos empresarios y jóvenes emprendedores, busca ampliar la visión del emprendedor mediante el intercambio de ideas, la colaboración y la creatividad. En este centro se desarrollan “focus groups” o grupos focales, en donde los emprendedores se reúnen para recabar ideas sobre algún proyecto en específico o algún problema que busquen solucionar. También se brindan talleres sobre distintos temas enfocados en el emprendimiento y se realiza también el concurso Emprende que busca premiar a los mejores proyectos innovadores.

  • Para seguir avanzando en el tema, Panamá debe trabajar en diseñar un plan educativo sobre el emprendimiento. Además de las propuestas de AMPYME, se debe visitar las universidades y grados superiores escolares para educar a los estudiantes y motivarlos a emprender.
  • Finalmente, convendría reforzar la Ley de AMPYME y trabajar en una Ley que cree la Autoridad del Emprendimiento, para fortalecer aspectos y obligaciones como la educación a emprendedores. Para mantener la transparencia, hacer públicas las estadísticas anuales de cómo han impactado estas iniciativas en la sociedad panameña al apoyar el emprendimiento y cómo han surgido más emprendedores en el país.

En resumen, un adecuado respaldo legal que evolucione a favor de modelos educativos adaptados a la realidad del emprendimiento es un factor importante para lograr orientar esfuerzos locales de emprendedores cada vez más hacia un modelo de valor agregado, uno a partir del cual las entidades puedan continuar impulsando de la mejor manera este motor de la economía y fuerza positiva en la sociedad.

Por: Adolfo González-Ruiz, Abogado Asociado.